Diferencia entre Convenio Colectivo y Estatuto de los Trabajadores

Diferencia entre Convenio Colectivo y Estatuto de los Trabajadores
5 (100%) 1 vote

Una de las principales dudas que tienen muchos empleados por cuenta ajena tiene que ver con cuál es la diferencia entre Convenio Colectivo y Estatuto de los Trabajadores. Existen numerosos derechos regulados como la negociación colectiva, la libertad sindical y los acuerdos de negociación. En lo relativo a la negociación colectiva, es importante dirigirse al Estatuto de los Trabajadores, que establece tanto la estructura como las condiciones y la forma de los Convenios Colectivos de cualquier tipo.

¿Qué es el Estatuto de los Trabajadores?

Qué es el Estatuto de los Trabajadores

El Estatuto de los Trabajadores se aprobó en el año 1980. Su creación fue muy importante ya que permitió establecer unas relaciones de trabajo más democráticas entre ambas partes, además de eliminar cualquier tipo de barrera en lo relativo a la desigualdad.

Se trata de una serie de leyes y normativas que regulan las relaciones laborales, estableciendo una serie de obligaciones y derechos tanto para el empleador como para el empleado. Los artículos más consultados son: periodo de prueba y duración, jornada laboral, derecho a la representación colectiva, tipos y requisitos de despido, tipos de contratos.

Se aplica en aquellos casos en los que los trabajadores de manera voluntaria prestan sus servicios profesionales a cambio de una determinada retribución dentro del ámbito de organización y dirección de una tercera persona, física o jurídica.

Es interesante conocer que el Estatuto de los Trabajadores también se aplica al trabajo que prestan los trabajadores españoles que han sido contratados por empresas españolas en el extranjero. Por lo tanto, dichos empleados tienen los derechos económicos de los que disfrutarían si trabajasen dentro del territorio español.

Derechos de los trabajadores

En el Estatuto de los Trabajadores se recogen disposiciones sobre un amplio abanico de aspectos: conflicto colectivo, despidos, medidas de higiene, contrato de trabajo, descanso, retribución, etc. Algunos de los derechos que protege son los siguientes.

  • Negociación colectiva: determina que los empleados pueden pactar haciendo uso de instrumentos efectivos el Convenio Colectivo.
  • Retribución: los trabajadores tienen derecho a recibir la remuneración acordada con el empresario, tanto en la forma como en el tiempo determinados.
  • Promoción profesional: otro de los derechos de los empleados pasa por la promoción interna para mejorar su empleabilidad.
  • Ocupación efectiva: en el desarrollo de sus funciones los empleados no pueden estar desocupados.
  • Discriminación: en ningún caso los trabajadores pueden ser discriminados por razones de sexo, religión, edad, origen, ideología u orientación sexual.
  • Higiene laboral: tanto el empresario como los empleados deben aplicar las medidas de prevención de riesgos laborales para mantener una correcta higiene en el trabajo.

¿Qué es el Convenio Colectivo?

Qué es el Convenio Colectivo

A diferencia del Estatuto de los Trabajadores, el cual señala una serie de derechos y obligaciones determinados por ley, el Convenio Colectivo surge a raíz de la negociación colectiva entre representantes de los trabajadores y empresarios. En dicha negociación se pactan numerosos aspectos como las condiciones del trabajo, los derechos y obligaciones de ambas partes, etc. Por lo general, su vigencia es de un año, siempre y cuando no haya ningún tipo de denuncia por alguna de las partes.

Cuando una determinada empresa no tiene Convenio Colectivo se aplica entonces el Estatuto de los Trabajadores como legislación laboral. También en aquellos casos en los que algún aspecto no esté recogido en el Convenio Colectivo.

Estructura y Contenido

En un Convenio Colectivo se regulan aspectos de los siguientes ámbitos: económico, laboral y sindical. Todos aquellos que de algún modo afecten a las condiciones de trabajo y a las relaciones entre trabajadores y empresarios. Además, se pueden incluir diferentes procedimientos para resolver distintos conflictos, como la modificación en los acuerdos de trabajo o las situaciones de movilidad geográfica.

La duración de un Convenio Colectivo es la pactada entre ambas partes. Por lo general tiene una duración de tres años, aunque con revisión en ámbito salarial. Hay algunos casos en los que no hay acuerdo acerca de la duración, de modo que se prorroga año a año hasta que una de las partes solicite su cese.

Tipos de Convenios Colectivos

Las grandes empresas suelen negociar sus propios Convenios con representación de ambas partes. En cambio, tanto los empresarios autónomos como las pequeñas y medianas empresas están sujetos a los Convenios Colectivos que establecen tanto sindicatos como asociaciones empresariales a nivel estatal, autonómico o provincial. Así, existen diferentes tipos de Convenio Colectivo en función de su ámbito de actuación: nacional, autonómico o provincial.

Resulta interesante conocer que los Convenios Colectivos se publican en el BOE si son de ámbito nacional. En caso de ser autonómico o provincial, se publica en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma o provincia en cuestión.

Aplicación del Convenio Colectivo

Cuando un empresario contrata a un trabajador, debe aplicar el Convenio Colectivo del sector de actividad de la compañía en función de su ubicación geográfica. Por lo general, se aplica en primer lugar el provincial. Si no existiere, la relación laboral se debe regir por uno de ámbito superior, es decir, autonómico o nacional.

Estatuto de los Trabajadores y Convenio Colectivo: ¿cuándo se aplica cada uno?

Estatuto de los Trabajadores y Convenio Colectivo

Por decirlo de algún modo, El Estatuto de los Trabajadores es la base y el Convenio Colectivo es la letra pequeña. Por supuesto, siempre se utiliza para añadir beneficios a los trabajadores o para especificar algunas condiciones que en el Estatuto de los Trabajadores no se detallan. Es decir, si en el contrato de trabajo o en el Convenio Colectivo se determina algún aspecto que va en contra del Estatuto de los Trabajadores, como por ejemplo una retribución inferior al Salario Mínimo Interprofesional, prevalece siempre este último.

Por lo tanto, si un trabajador tiene una duda sobre sí el empresario está respetando su contrato en lo relativo a los derechos laborales. Pues bien, en este caso lo primero que debe hacer es leer de forma detallada su contrato. Pero, si al leerlo sospecha que hay algún aspecto que no es correcto, el siguiente paso es acudir al Convenio Colectivo. Si no se especifica nada sobre el asunto, en último lugar se acude al Estatuto de los Trabajadores.

Comparte en Redes Sociales: